CHAT METAFÍSICO: METAFÍSICA A FONDO

domingo, 16 de mayo de 2010

Conny Méndez. R.Sol

El Movimiento Ray Sol sienta las bases de la enseñanza actual. Conny Méndez fue la pionera que preparó el camino hacia una comprensión superior de la Verdad en forma Juana María de la Concepción Méndez, sencillamente "Conny" para quienes la conocían y trataban (Juana María del Concepto Inmaculado como la llamaban sencilla y práctica, muy accesible para todos los niveles de conciencia. Sonrisa de cielo y cabellos de plata, cortos, peinados con despreocupación, ojos que se iluminaban de pronto con chispitas doradas; pero, cuando lo hacían, todo su rostro se veía radiante con la expresión de la felicidad misma. Era una persona muy agradable y sencilla. Juana María de la Concepción Méndez, sencillamente "Conny" para quienes la conocían y trataban (Juana María del Concepto Inmaculado como la llamaban los Maestros de Luz) fue conocida ampliamente en dos aspectos de su vida: Artístico y espiritual. En este último, era como el sembrador que esparce sus semillas al viento sin pensar en tierra fértil o ingrata. En 1945, fundó (en forma espiritual) la Hermandad Saint Germain, llamada "Metafísica" a nivel popu- lar. Posteriormente, en 1979, poco antes de desencarnar, a través de la revista "La Unidad", puso a su Obra el nombre "Gran Hermandad Saint Germain". Conny Méndez es el rayo gemelo del Maestro Ray Sol (Ascendido Saint Germain) es decir: su com- plemento divino o "media naranja" en lenguaje popular, lo que también equivale a las palabras "es- poso y esposa" a nivel humano. Desde el Templo de la Libertad en el Monte Avila, ellos trabajan por la limpieza y purificación del planeta por medio de la Llama Violeta Transmutadora. Poseía condiciones artísticas innatas, porque nació con esas cualidades. Destacó tanto en Música (por ser compositora de prestigio) como en Literatura. También, tenía predisposición para el Teatro, el Periodismo, la Pintura. Sacaba la esencia del carácter en geniales caricaturas y podía actuar como intérprete bilingüe. Cantaba, con gracia singular, sus bellas canciones folklóricas y se acompañaba ella misma a la guitarra. Ultimamente, a los ochenta y un años, grabó cuatro discos con su propia voz, los cuales han quedado como patrimonio cultural del país. En tan ricas y variadas capacidades, había múltiples facetas; pero lo más singular es que todo lo sa- bía sin haberlo aprendido, pues nació así y nada más tenía que ir recordando. Se entiende que un ser al cual no le es preciso aprender ha realizado ya tantas vidas que le falta muy poco por completar. La etapa final como Conny Méndez fue su última encarnación en el plano físico. Actualmente, ella es una Maestra Ascendida que esta en Quinta Dimensión. El nombre de Conny Méndez fue un pseudónimo que ella misma se puso pues no le gustaba que la llamaran "Conchita", tal como se suele hacer cariñosamente cuando alguien se llama "Concepción". En cierta ocasión, oyó ese nombre: Conny y le gusto tanto que lo adoptó. Vamos a hablar ahora de su lado humano. Nació en Caracas, dos años antes de antes de comenzar el siglo veinte (1898) en el seno de una familia distinguida; pero tenía un espíritu tan ajeno a los con- vencionalismos sociales que resultaba distinta y no encajaba mucho en la alta clase social. Necesitó gran valor y audacia para vencer la oposición que despertaron sus insólitas enseñanzas. Podemos asegurar que Conny Mendez nació para cumplir una misión definida y, habiéndola cumplido plenamen- te, pasó a los Planos de Luz el 26 de noviembre de 1979. Como escritora, ha dejado libros de gran interés. Su estilo es tan sencillo y ágil que resulta fácilmente comprensible a todos los niveles. Sus obras, de contenido metafísico, son: — Metafísica al alcance de todos — Quién es y quién fue el Conde Saint Germain — Piensa lo bueno y se te dará — Numerología — Te regalo lo que se te antoje — El Nuevo Pensamiento — El Maravilloso Número Siete — La Chispa Venezolana de Conny Méndez (su biografía) Hasta aquí, llegan los libros de Conny Méndez pues no escribió nada más. No recomendamos, en absoluto, el libro "Un tesoro más para ti", porque es una recopilación de escritos no acordes con la verdad, publicados después que Conny Méndez pasó de plano en la ciudad de Miami, donde ella había ido durante las Navidades para pasar el fin de año con su hijo y familiares. Conny siempre fue muy peculiar e inimitable. Podemos recordar su figura grácil y delicada como si aún estuviera entre nosotros. Era de mediana estatura y piel muy blanca, muy femenina, refinada en el vestir. Prefería los colores puros, diáfanos como: Rosado, azul, dorado y blanco. Se movía en forma armoniosa, con gran agilidad. Era ampliamente generosa, con una simpatía y una gracia muy peculiares y tan grandemente confiada que, a pesar de su innata percepción, resultaba fácil engañarla. Muy criolla en su sentir y hablar, con gran facilidad para expresarse en público; aunque espontáneamente, con naturalidad. Tenía un fondo muy humano, mente amplísima, gran corazón e inmensos sentimientos. Escribía y hablaba el inglés perfectamente; pero prefería expresarse en criollísimo castellano. No en vano había nacido "en la Esquina del Conde" como ella misma dice, cuando la ciudad de Caracas no era aún tan populosa ni extensa en el gran valle. Muy peculiar es la fecha de su nacimiento: 11 de abril. El número once —decía ella— es único, no se puede repetir. Igualmente, Conny es única y, por más que lo intenten, no hay plagio. Quien tiene el número once lleva la alta vibración de un Maestro. Por lo demás, el mes de abril, mes de primavera, refleja el encanto y la gracia de las flores, así como ella nos recuerda una flor del Infinito que vino a suavizar, con su risa, el dolor de la Tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario